La Marea Verde Andaluza exige la inmediata dimisión del Consejero de Educación

Educación 18 de febrero de 2020 Por Eduardo García - Marea Verde
Denunciamos su defensa de la educación concertada y la campaña para imponerla como opción de referencia en el mercado educativo.
marea verde

El decreto de escolarización anunciado hoy por el co-gobierno andaluz tiene el único objetivo de favorecer a los centros privados y, llegado el momento, eliminar grupos en los centros públicos con el argumento de que no hay alumnado. El sistema educativo no es un mercado, es un servicio público que no se puede regir por la oferta y la demanda. Es de esta forma que el co-gobierno andaluz de la mano de su Consejero, Javier Imbroda, privatiza y lo hace diciendo que da libertad a las familias cuando lo que da es derecho de segregación. Es decir, ordenar la desigualdad de clases para otorgar más mercado educativo a las empresas privadas subvencionadas. Y que se sepa bien claro, la gran beneficiaria es la iglesia católica. Con una red de centros muy amplia, con derecho al adoctrinamiento e incurriendo en cobros que favorezcan más si cabe, la segregación por motivos económicos.

 No nos cansaremos de repetir y alertar: la libertad de elección de centros es un factor que reproduce las desigualdades sociales porque solo la ejercen realmente los más favorecidos cultural y económicamente. Con la famosa libertad lo único que persiguen es promocionar a la educación privada para imponerla como opción de referencia en el mercado educativo.

 También denunciamos que en sus últimas declaraciones, el ex entrenador de baloncesto y ex socio de la fundación de FP privada Medac Javier Imbroda, deja claro su apuesta por favorecer la enseñanza privada subvencionada con fondos públicos en detrimento de la enseñanza pública. Citamos textualmente sus palabras: “la victoria no llegará hasta que se despoliticen las aulas y se adecúe el sistema educativo andaluz a las exigencias del siglo XXI”, que no quieren decir  otra cosa más que “están haciendo todo lo posible para privatizar el sistema educativo andaluz y adecuarlo a los intereses de los más favorecidos y de los poderosos”.

 Además, con la soberbia que le caracteriza, se permite el lujo de hacer insinuaciones contra la escuela pública y todos los profesionales -que la han sostenido desde y a pesar de los años de recortes provenientes tanto del gobierno central del PP como del gobierno andaluz del PSOE- con declaraciones como “la enseñanza pública debe dejar de mirar de reojo a la concertada y centrarse en mejorar” o “no todo el mundo vale para ser docente y que en esta profesión deben estar los mejores”. ¿Acaso no sabe el señor Imbroda cuál es la función tan importante de cohesión social de la Escuela Pública y que los docentes deben pasar unas cuantas oposiciones? ¿Acaso no sabe que en la privada quienes trabajan están puestos a dedo o por afinidad con la línea ideológica del dueño del colegio de turno, la mayoría en manos de la iglesia católica? ¿Acaso no sabe que para ser Consejero de Educación hay que defender la Educación Pública por sobre todas las cosas?

¡No le admitimos ni las faltas de respeto ni los ataques! Quienes defendemos la Educación Pública frente a la privada, estamos en contra de las subvenciones, los conciertos educativos y todo el juego sucio con que el Consejero de Educación, sus cómplices políticos y sus secuaces mediáticos están intentando denigrar a la Escuela Pública para condenarla.  

Es el ejecutivo andaluz de PP y C’s, y sus socios de Vox, quienes miran de reojo el buen hacer de profesionales y cualquier mejora de la Educación Pública, de la todos y todas, la del pueblo, y hacen todo por empeorarla favoreciendo a la privada, la de los suyos. El ejemplo más claro y más cercano de sus intenciones lo hemos demostrado y denunciado con toda claridad en el caso de zonas de alto crecimiento de la población como Teatinos en Málaga capital, en las que están facilitando y promoviendo la construcción y apertura de centros privados y bloqueando la construcción de centros públicos que llevan más de 10 años pidiéndose.

Lo que queda claro es que la Consejería ha estado afilando el lápiz y las tijeras… y sobre todo, coloreando el mapa de la educación en Andalucía. Cada vez saltan más alarmas rojas. Y esta es la que debe poner en pie a la comunidad educativa a menos de dos semanas de que comience el período de matriculación y escolarización, una marea verde que defienda lo que de verdad es de todas. Y no, no nos vale que digan que trabajemos para que la pública esté orgullosa de sí misma. Nosotras trabajamos para que toda la población andaluza, toda, tenga igualdad y equidad real. Y eso se resume en nuestro lema original: “Escuela pública de [email protected] para [email protected]”. Sin exclusiones, gratuita, laica, científica, universal, de calidad y para el 100%.

 No se puede ser consejero de educación y a la vez verdugo de la educación pública. Así que, por el bien de la Educación Pública andaluza, pedimos la dimisión inmediata del Consejero de Educación y anunciamos movilizaciones hasta la retirada del decreto de escolarización.

 

 ciudadjardin.eu es un periódico para tomar posición, opinar y participar  

Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Te puede interesar