Entidades sociales identifican a 357 personas sin hogar en Málaga y reclaman un plan municipal para atender a los grandes olvidados de la crisis

Derechos Humanos 04 de junio de 2020 Por Informativos
Las entidades sociales que, en estos momentos, forman parte de la Agrupación de Personas Sin Hogar de Málaga son: Accem, Adoratrices-Málaga, Arrabal, Asimas, Asociación Marroquí, Caritas, Comedor Santo Domingo, Cruz Roja, Hogar Si / Fundación RAIS, Málaga Acoge y San Juan de Dios.
RoyAnglada
- Roy Anglada - La invisibilidad no es de las razas, es de los pobres, tenemos que hacerlos visibles y nuestros.

La Agrupación de Desarrollo de Personas Sin Hogar de Málaga ha llevado a cabo un estudio sobre la realidad del sinhogarismo en la capital durante la crisis del Covid-19 que ha permitido identificar a 357 personas que se encontraban en situación de calle o acogidas en recursos de emergencia habilitados a raíz de la crisis. Esta cifra dispara un 224 por ciento los cálculos existentes sobre el número de personas que se encuentran en la ciudad en esta situación, lo que ha llevado a las entidades sociales a reclamar un plan municipal para que no sigan siendo estas personas los grandes olvidados de la crisis.

La investigación, ideada para conocer cómo se han visto afectadas las personas sin hogar y cuáles son sus necesidades en los momentos en los que comenzaron articularse las respuestas institucionales ante las consecuencias sociales producidas por la crisis, se llevó a cabo entre el 18 de abril y el 25 de mayo por el equipo de profesionales de la propia Agrupación mediante cuestionarios semiestructurados.

Los resultados más significativos que se pueden extraer son los siguientes:

  • Invisibilización de las personas sin hogar: Se han identificado a 357 personas sin hogar. Esto supone que la crisis ha “visibilizado” un 224% más de personas sin hogar de las que se estimaban -tanto por la administración municipal como por las entidades sociales- en años anteriores. Sin embargo, esto no quiere decir que estas personas hayan caído en el sinhogarismo a raíz de esta crisis. Al contrario, el 45,38% de las personas entrevistadas llevaba más de 1 año en situación de sinhogarismo y el 27%, más de 3 años. En el otro extremo, únicamente el 11,20% señalaba menos de 1 mes en esta situación.
  • Feminización del sinhogarismo: Una de cada cuatro personas sin hogar es una mujer (22,13%). Además, el 36,70% de ellas se encuentra en situación de sinhogarismo relativamente desde hace poco tiempo (entre 3 meses y 1 año); si bien también es significativo el porcentaje de las mujeres que llevan más de 1 año sin hogar: 35,44%.
  • Han fallado los mecanismos de respuesta durante la crisis: 179 personas entrevistadas -el 50,14% del total- se encontraban en situación de calle durante la crisis. Esto refleja, sin ningún género de dudas, que las personas sin hogar han sido las grandes olvidadas de esta crisis. Sin posibilidades de llevar a cabo el confinamiento como el resto de la ciudadanía, sin apoyos sociosanitarios, etc… y sufriendo, además, las multas como consecuencia de encontrarse en una situación, la de vivir en la calle, de la que no podían salir.
  • Han fallado también los mecanismos de prevención del sinhogarismo antes de la crisis: Un 76% de las personas encuestadas se encontraban anteriormente a la crisis en las situaciones de sinhogarismo.  El 53,60% de las personas aún en calle llevaban más de un año en dicha situación. El 34,64% de ellas llevaba más de 3 años en situación de sinhogarismo. La cronificación de las personas que aún permanecen en calle es 8 puntos porcentuales superior a la media. Esto muestra que no hablamos de una problemática sobrevenida a raíz de la crisis del COVID-19, sino que habitualmente se reacciona a las situaciones de emergencia y/o de necesidad extrema cuando ya se han producido, sin apenas poner medios para el desarrollo de medidas o políticas preventivas, que puedan reducir el riesgo de sinhogarismo y evitar que determinadas situaciones de riesgo se traduzcan en situaciones efectivas de exclusión residencial severa.
  • Los resultados del estudio reflejan que las personas sin hogar se encontraban en extrema exclusión y olvido desde antes de la pandemia, sin haber dotado de mecanismos y políticas públicas eficaces para que no se encuentren en la calle. Y más de la mitad de las personas censadas continúan hoy, más de dos meses después, sin posibilidad de proteger su salud.
  • Dificultad de acceso a los servicios sociales: La petición más solicitada en el ámbito social por parte de 113 personas, el 31,65% era el “Acceso a los Servicios Sociales”, en esta línea se configura el derecho a las prestaciones esenciales del sistema como un derecho subjetivo de ciudadanía y exigible ante las Administraciones Públicas que ostentan las competencias en la gestión y provisión de las mismas, con el fin de proporcionar una cobertura adecuada e integral de las necesidades personales y sociales básicas.

Una propuesta basada en soluciones eficaces: Las entidades sociales que conforman la Agrupación de Desarrollo de Personas Sin Hogar vienen pidiendo desde el inicio de esta crisis sanitaria y social que se articulen respuestas adecuadas, basadas en vivienda normalizada con apoyos profesionales para estas personas, tanto para aquellas que continúan a día de hoy en la calle, como para aquellas que, cuando acabe el estado de alarma, deban abandonar los centros que se han habilitado por parte de las distintas Administraciones. No parece admisible que la única respuesta sea que estas personas vuelvan a la calle de nuevo. En virtud del estudio realizado, el 81,23% de las personas demandan recursos basados en viviendas normalizadas con apoyo profesional, incluyendo centros con atención sanitaria dirigida a tratar adicciones, discapacidad y enfermedades crónicas. Existe un rechazo a centros colectivos como albergues, que además de no dar soluciones definitivas (las personas duermen y comen, pero se ven obligadas a pasar el resto del día en la calle), son ineficaces, dan cobertura a una minoría de la población y no permiten el desarrollo de un proyecto de vida que incluya el acceso a derechos básicos. Especialmente vulnerable es la situación de las personas que aún permanecen en la calle, con prevalencia de factores de riesgo que se suman a la situación de sinhogarismo: adicciones (24%), enfermedad física (17,3%) y enfermedad mental (11,7%).

Las entidades sociales que, en estos momentos, forman parte de la Agrupación de Personas Sin Hogar de Málaga son: Accem, Adoratrices-Málaga, Arrabal, Asimas, Asociación Marroquí, Caritas, Comedor Santo Domingo, Cruz Roja, Hogar Si / Fundación RAIS, Málaga Acoge y San Juan de Dios.

Informativos

Periódico de Ciudad Jardín, abierto a la participación de los vecinos y comerciantes de la zona, actualidad para opinar, compartir y tomar posición

 ciudadjardin.eu es un periódico para tomar posición, opinar y participar  

Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Te puede interesar