¿Está acabada la radio?

Opinión 14 de diciembre de 2021 Por Dani Vivar
La sociedad ha crecido con el periódico, la radio, la televisión e Internet. El objetivo es dejar que nos sigan acompañando.
microphone-g1bad911b3_640
Un estudio de radio. Foto: Archivo.

La radio no está acabada. Es menos escuchada que antes. Y hay gente que la da por terminada. Pero no creo que sea así. Aún sigue viva.  A la radio, como al periódico en papel, no hay que darles aún por muertos. Es cierto que la radio tiene un handicap principal: los avances tecnológicos. Pero si sigue en pie, es por lo que significa para la gente.

El formato de escuchar a alguien a través de un dispositivo se ha visto mermado por el formato de escuchar y ver a ese alguien. Lo audiovisual ha cercenado el tacto y el oído de forma letal y ha conseguido todas las audiencias. Lo audiovisual es un avance que no se veía venir Marconi, Tesla ni toda la Corte Suprema de los Estados Unidos cuando finalizó el conflicto, o lo sembraba, sobre quién carajo había inventado la radio.

El formato audiovisual enganchó y bien. Y después, en esa pugna de la radio tradicional, mucho más cercana e íntima que la televisión, pero con menos ideas y formatos posibles, llegó Internet. Una trinidad. Ya no solo era lo audiovisual. Ahora podías obtener lo que quisieras sin necesidad de usar la radio ni la televisión. 

Desde entonces, todo ha sido una carrera por avanzar y adaptarse al paso del tiempo tecnológico, a las redes sociales, a un mercado feroz y a las necesidades del personal. La radio también lo ha hecho. Y es positivo. Por eso no creo que la radio esté en caída libre. Pero hay dos puntos que son clave: el formato y la audiencia.

La radio, según dice Milagros García Gajate, profesora en la Universidad de Salamanca, varía dependiendo el qué se entiende por radio. El formato cambia, pero la idea se mantiene. Creo que la radio, en formato en directo, o podcast, o cómo sea, sigue siendo radio. El avance de la ciencia permite hacer avanzar también al medio si se adapta.

La audiencia también es cambiante. La sociedad crece, evoluciona. Y lo que le rodea igual. No se puede seguir ofreciendo únicamente contenidos enfocados a las personas que escuchaban la radio hace 20 años. No se adapta realmente nada para los jóvenes en la radio tradicional. Ni para los jóvenes adultos. Y es el podcast el que sale adelante, por sus servicios bajo demanda y por su diversidad.

No obstante, la gente aún escucha radio. No poco, precisamente. Pero si se pretende conseguir que las generaciones siguientes crezcan con la radio, junto al resto de medios, como una manera balsámica de informarse y entretenerse, hay que hacer crecer a la radio.

 ciudadjardin.eu es un periódico para tomar posición, opinar y participar  

Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Te puede interesar